El cardamomo

16.07.2013 08:16

El cardamomo es el fruto de una planta que lleva el mismo nombre. En Latinoamérica se le conoce también como “granado del paraíso”. Esta planta es originaria de la India y Sri-Lanka y en su cápsula oval contiene varias semillas que se comercializan desde antes de la era cristiana.

Sus múltiples usos han hecho de esta especie la tercera de mayor valor después del azafrán y la vainilla a nivel mundial, aunque durante los últimos años ha bajado su precio como consecuencia de una sobreproducción mundial.

Posee un 4% de aceite volátil incluido el terpineol, el cineol, el sabineno, el limoneno y el pineno, almidón y ácidos grasos.

Gracias a estos ingredientes posee distintas propiedades medicinales, por ejemplo estimula la digestión, alivia los cólicos, estimula el apetito y provoca una mayor producción de saliva. Combate el mal aliento (halitosis), la diarrea, y neutraliza los efectos de la cafeína.

Por su agradable aroma y contenido de aceites esenciales, se utiliza mucho en la cocina. En la India se lo agregan a las comidas a base de arroz para darles un toque picante. Los árabes lo usan en el café y en otros países se emplea en repostería, cosméticos, perfumería, y como aromatizante en la industria licorera. También se le atribuyen propiedades adelgazantes y afrodisíacas.

Para ingerirse, se puede preparar una infusión con una taza de agua hirviendo sobre una cucharadita de semillas recién machacadas y dejar reposar durante quince minutos. Puede tomarse también en forma de vino caliente como reconstituyente y utilizarse en polvo, tintura o varias preparaciones farmacológicas como aceites y extractos líquidos.