90 % de la sal marina contiene plástico

08.11.2018 07:18
 
 
  • Los datos de diversas investigaciones demuestran que el 90 % de la sal marina vendida en todo el mundo contiene micropartículas de plástico y esto ha hecho que los investigadores estimen que la mayoría de las personas consumen al año casi 2 000 partículas de su sal marina
  • Su cuerpo requiere una proporción específica de sodio y potasio para normalizar su presión arterial. Un bajo consumo de sal puede resultar en un mayor riesgo de cardiopatía, osteoporosis, y niveles bajos de magnesio junto con una larga lista de otros posibles riesgos para la salud
  • Las investigaciones han demostrado que el potasio ayuda a relajar las paredes de las arterias y disminuir la presión arterial.

    En un estudio  los investigadores encontraron que las mujeres sin hipertensión arterial que consumían la mayor cantidad de potasio tenían un riesgo 21 % menor de accidente cerebrovascular y también eran 12 % menos propensas a morir durante el estudio, en comparación con aquellas que consumían menos.

  • En un estudio que analizó 39 marcas de sal de 21 países, como los Estados Unidos y China, los investigadores encontraron que más del 90 % contienen microplásticos.

  • Quizás la sal marina no sea su opción más saludable

  • Estudios recientes han encontrado plásticos en productos de origen marino, vida silvestre, agua del grifo y ahora en la sal. Es evidente que no hay escapatoria a esta crisis de los plásticos, sobre todo conforme se siga filtrando en nuestras vías fluviales y océanos. Necesitamos detener la contaminación por plásticas desde su origen.

    Es sumamente importante que las empresas reduzcan su dependencia a los plásticos desechables cuanto antes, por la salud de las personas y el bienestar de nuestro medioambiente".

Los investigadores en el estudio presentado estiman que el adulto promedio consume todos los años cerca de 2 000 perlas microplásticas a partir de la sal.

 

Mitos de la sal que afectan su salud

 

Casi el 71 % de su consumo de sal proviene de los alimentos procesados. Llevar una alimentación de productos enteros elimina su exposición a las sales de mesa y garantiza una proporción más adecuada de sodio y potasio.

Cuando los productores de alimentos procesados reducen el contenido de sal, muchos agregan glutamato monosódico (GMS). Este potenciador de sabor está relacionado con dolores de cabeza, obesidad, daño ocular, fatiga y depresión.

 

En vista de que exalta a las neuronas, el GMS puede aumentar su riesgo de trastornos neurológicos como el Alzheimer, la enfermedad de Parkinson y enfermedad de Lou Gehrig.

 

Los problemas que conlleva el consumo de plásticos

 

Por desgracia, muy pocos lugares en la tierra se han quedado al margen de la contaminación por plásticos. Existen cerca de 700 especies marinas en riesgo de extinción como resultado de la contaminación microplástica.

De acuerdo con este estudio, la persona promedio consume un estimado de 68 415 fibras plásticas cada año solo por el polvo que cae en sus platos durante las comidas.

muy probablemente cada año consume decenas de miles de micropartículas de plástico a partir de la sal, los alimentos, el polvo y el agua. La consecuencia final de esta exposición plástica aún no se ha analizado ni informado científicamente.

Sin embargo, dado que la mayor parte de las partículas de plástico contienen toxinas y sustancias químicas que alteran el sistema endocrino, la única medida que resulta lógica es reducir su exposición tanto como sea posible.

 

¿Cuál es su mejor opción?

 

la sal en general no se crea de la misma manera. La sal de mesa refinada es prácticamente cloruro sódico con otros productos químicos y sintéticos.

La sal sin procesar, como mi favorita, la sal rosada del Himalaya, tiene un equilibrio diferente de sodio y cloruro con más minerales naturales que su cuerpo requiere y que también contribuye al color rosado de la sal. Durante miles de años los cristales han madurado de manera impoluta.

La sal del Himalaya se extrae de los lechos de sal creados mucho antes de que se fabricaran los plásticos y otros tóxicos productos químicos. 

En comparación con la sal extraída de los océanos cargados de contaminantes orgánicos persistentes y micropartículas de plástico, la sal del Himalaya es, por mucho, la mejor opción si desea reducir su carga tóxica.

Además, la sal del Himalaya contiene al menos 80 oligoelementos naturales en su forma mineral natural, lo que contribuye a sus beneficios.

Esta forma de sal se encuentra en casi todos los productos en conserva que consumo. Por lo tanto, cuando agrega más sal de mesa a su comida, que ya es salada, su cuerpo recibe más cloruro sódico del que puede usar fácilmente.