Sobre la obesidad infantil

05.07.2013 12:38

Descarte ese mito del pasado, que un niño rellenito es un niño sano. Su hijo se lo va a agradecer¡¡¡

Pensando en salir a comer el fin de semana... échale un vistazo a esta información¡¡¡  

A causa de una ausencia marcada de ejercicios físicos y  una presencia acentuada de comida chatarra o rápida, la obesidad infantil crece de manera preocupante en todo el mundo occidental y abarca a todas las clases sociales.

 A la antigua costumbre de pasar muchas horas frente al televisor       le suma ahora, la computadora, los juegos de video y el Chat, si bien es cierto que son un sistema de diversión y entretenimiento fascinantes, también son un peligro para la salud de tu hijo, ya que estos dejaron a un lado los antiguos juegos, donde el ejercicio físico eran los favoritos, esta tendencia suele agravarse durante los fines de semana.

 Además de los trastornos para la salud típicos en la obesidad, (diabetes, hipertensión y síndrome metabólico) en nuestros hijos, se potencia más los trastornos psicológicos como son la pérdida de autoestima, los problemas de depresión y la siempre latente amenaza de la bulimia y la anorexia en la etapa adolescente.

 La comida rápida, que se vende en varias cadenas conocidas, o la imitación casera de estas, con que los padres suelen convencer a sus hijos para que coman, son otra de las causas importantes de la obesidad infantil si es que esta se convierte en una costumbre habitual. Por ejemplo: Una hamburguesa “simple y casera” con pan, le suministra al niño 30gramos de hidratos de carbono y 255 calorías, un vaso de gaseosa le aporta 10,5 grs. de hidratos de carbono y 42 calorías, una porción de papas fritas, le aporta 38 gr. de hidratos de carbono y 314 calorías, por lo tanto esta “simple y casera” comida rápida, no solo carece de muchos nutrientes necesarios, sino que le suma 78 gr. de hidrato de carbono y 611 calorías, esto sin tener en cuenta los aderezos como la mayonesa y el postre, que generalmente ronda, entre 196 y 200 calorías más, todo en una sola comida¡¡¡

 Fomentar correctos hábitos alimenticios, los juegos y el entretenimiento donde se estimule la actividad física, establecer una sana relación del niño con la comida, resulta imprescindible para combatir la obesidad infantil, y por sobre todo descarte ese mito del pasado, que un niño rellenito es un niño sano. Su hijo se lo va a agradecer.