¿Por qué atraco la nevera por las noches?

19.06.2013 00:00

Esto sabotea mi plan para bajar de peso…

Que dilema ¿no?, te la pasas todo el día evitando comidas que te hacen subir esos kilos extras, pero por las noches no aguantas más y sales corriendo al refrigerador para darte un buen atracón de comida. Sí, amigo y lo más curioso es que de todos aquellos alimentos y bebidas que has evitado durante el día, como pizzas, panes, pastas, dulces, refrescos, etc.; es de los que te llenas el estómago.

Mi problema en parte fue que después de cenar me encantaba mirar la televisión y eso hacía que una hora después de la cena, me levantará del sofá, fuera a la cocina, abriera la nevera y tomara un refresco, un emparedado de crema de cacahuete y una taza de helado de chocolate.

Otra cosa que me encantaba muchísimo era abrir un paquete de galletas de chocolate o mejor aún comerme una gran taza de pudín de chocolate, y un paquete de chucherías. Pero después de darme ese inmenso atracón de harinas y dulces, me sentía con tanto remordimiento que me prometía a mi misma que más nunca lo volvería a hacer, ¿y sabes que paso? Lo volví a hacer una y otra vez, día tras día, no lo podía creer cuando me sentaba a pensar en lo que estaba haciendo. Prometerme algo así no funcionaba. Me llenaba de ansiedad y por ende no era Feliz.

Te preguntaras ¿Y porque me pasa esto?, primero se debe a que durante el día te has estado matando de hambre, con la dieta que supuestamente crees que te hará bajar de peso, la cual no contiene esos nutrientes necesarios para que tú cuerpo funcione correctamente y los niveles de energía se mantengan estables. Así que al llegar a la noche, a casa, después de una larga jornada, cenas abundantemente porque sientes mucha hambre y ya no aguantas más. De allí te vas a mirar la televisión, o te vas a la computadora con el Internet, o tomas tu móvil para chatear, etc.; y te quedas despierto hasta altas horas de la noche ¿y qué pasa con esto me dirás?,…Lo cierto es que esta es la segunda razón por la que atracas la nevera todas las noches. El mantenerte despierto hasta ciertas horas hace que el organismo reclame energía y tú se la darás en forma de harinas y bebidas dulces.

Las tentaciones se hacen más difíciles de controlar y resistir durante las noches, porque la oscuridad propicia a comer más alimentos. El simple hecho de que la cocina este oscura y el refrigerador iluminado hace la comida más irresistible. ¿Te has puesto ha pensar en ello?

Lo cierto es que el impulso de atracar la nevera por las noches puede originarse de muchas fuentes, ya sean emocionales como el estrés, la ansiedad, etc.; o físicas, como: los bajones de azúcar, la fatiga, etc. Lo importante es aplicar soluciones y aquí te sugiero algunas de ellas:

Consejos:

1.- Si te entran las ganas de comer después de la cena o antes de acostarte a dormir, prepárate un tecito con una cucharadita de miel de abeja, muy calientito y después te lavas los dientes, esto lo aprendí de un artículo de una revista muy famosa de ejercicios y dietas.

2.- Mantente ocupado, bien sea escribiendo un email o chateando con amigos, si estas frente a la televisión, date un masaje en los pies, en tus piernas o en tus manos, el asunto es mantenerte ocupada, además te ayudará a sentirte mejor.

3.- Deja una luz en la cocina encendida por las noches y desconecta la luz del refrigerador. Te aseguro que no pensaras en comida.

4.- Si así y todo aún persisten las ganas inmensas de comer, sírvetealimentos sanos y bajos en calorías como por ejemplo: Una ensalada, una fruta, un jugo sin azúcar, un buen batido F1, etc.

5.- Camina durante 30 minutos diarios. Esto hará que te relajes y te sientas más lleno de energía y vitalidad.

6.- Si aún tienes ganas de darte esos atracones, y nada de esto funciona en ti, busca ayuda de familiares y amigos.

“Tratar de controlar este impulso de comer por las noches es algo difícil, pero no imposible de lograr. Si puedes identificar la causa de tú problema, tendrás mayores posibilidades de vencerla” Bajaras de peso, tú ansiedad se reducirá y serás más feliz por tus logros.