Los radicales libres y antioxidantes

04.06.2013 11:01

Aunque no lo sepamos, cada segundo de nuestra vida estamos librando una infinidad de batallas internas en nuestros organismos. Es la guerra constante de los antioxidantes y los radicales libres.

Los radicales libres son moléculas inestables y altamente reactivas porque han perdido un electrón, el cual tratan de "robar" de las moléculas que estarán a su alrededor, para así obtener su estabilidad. 
Como en un "efecto vampiro" la molécula atacada (que ahora carece de un electrón) se convierte entonces en un radical libre, y de esta manera se inicia una REACCIÓN EN CADENA que dañará muchas células y puede durar indefinidamente si los ANTIOXIDANTES no intervienen.

¿Cómo surgen en los radicales libres? Procesos normales del organismo como el metabolismo de los alimentos, la respiración y el ejercicio producen radicales libres. También estamos expuestos a elementos del medio ambiente que crean radicales libres como la polución industrial, tabaco, radiación, medicamentos, aditivos químicos en los alimentos procesados y pesticidas, solo para nombrar los más comunes.

No todos los radicales libres son “malos”: Las células del sistema inmune crean radicales libres para matar bacterias y virus, pero si no hay un control (ejercido por los antioxidantes), las células sanas pueden ser dañadas.

Los radicales libres toman electrones de los lípidos y proteínas de la membrana celular, que al ser dañada, no podrá cumplir sus funciones como el intercambio de nutrientes y la limpieza de materiales de desecho, haciendo imposible el proceso de regeneración y reproducción celular.

En el interior de la célula, los radicales libres ATACAN EL ADN (material genético) que provee la matriz para la replicación celular, impidiendo a la célula su correcta reproducción.

Los radicales libres contribuyen al proceso del ENVEJECIMIENTO cuando toman el electrón que les hace falta de las células del tejido colágeno de la piel. Como resultado, la piel pierde su elasticidad y luce seca y arrugada.

Los radicales libres también pueden contribuir al crecimiento anormal de las células, al perder éstas la capacidad de “reconocer” las células vecinas. Esa proliferación sin control se produce en los TUMORES. 

Muchas ENFERMEDADES CRÓNICAS se han ligado directamente a los radicales libres, como la enfermedad cardiovascular, Alzheimer, accidente vascular cerebral, hepatitis, hipertensión, artritis reumatoide, lupus, diabetes mellitus, enfermedad periodontal, colitis ulcerativa, aterosclerosis, fallo renal crónico y muchas otras.

¿CUAL ES LA FUNCIÓN DE LOS ANTIOXIDANTES? Los antioxidantes son sustancias que tienen la capacidad de INHIBIR LA OXIDACIÓN causada por los radicales libres (son el “batallón” que contrarresta los daños). Unos actúan a nivel intracelular y otros en la membrana de las células, siempre en conjunto para proteger a los diferentes órganos y sistemas.

Algunos son producidos en el organismo y otros deben ser obtenidos en la alimentación. 

Si tenemos antioxidantes naturales en el cuerpo, ¿por qué envejecemos o tenemos enfermedades crónicas? La producción de antioxidantes naturales y los antioxidantes que se obtienen con la alimentación NO SON SUFICIENTES para muchas personas. La polución ambiental, el fumar, los alimentos procesados y otras causas generan una producción de radicales libres mucho mayor que los que el cuerpo normalmente puede neutralizar, y por eso sobreviene la enfermedad y el envejecimiento.

Por esto es que SE HACE INDISPENSABLE AUMENTAR LA INGESTA DE ALIMENTOS Y SUPLEMENTOS NUTRICIONALES ABUNDANTES EN ANTIOXIDANTES.

La salud empieza en cada una de nuestras células, que están en un proceso constante de renovación, reparación, reproducción y autodestrucción.